elaboracion

Control de Maduración

Antes del proceso de vendimia, en Bodega Viticultores de Barros, realizamos un control periódico del estado de maduración de la uva. En dicho control tomamos muestras a pie de campo y analizamos paramentos como los azucares, pH, acidez total, maduración de las pepitas y los hollejos, posteriormente procedemos a la observación del estado sanitario de nuestras uvas.
Con todos estos datos determinamos el momento idóneo de vendimia, así como las parcelas que iremos vendimiando.

Recepción de la uva

En primer lugar, las uvas que se recepcionan en bodega, las analizamos, para conocer parámetros muy importantes de cara al resultado final, estos parámetros son el grado, la acidez, el color y el estado fitosanitario.
En función de éstos parámetros clasificamos la uva por calidades, rechazando aquella que no alcance el nivel exigido para nuestros vinos.
A continuación, pasamos los racimos a las despalilladoras, donde separamos el raspón del racimo, seguidamente, las uvas tintas las introducimos en depósitos de fermentación, y en prensas neumáticas, en el caso de las uvas blancas, es, en este momento, donde vamos a obtener el zumo de la uva, para ser limpiado y posteriormente introducido en los depósitos de fermentación.

Fermentación

La fermentación alcohólica es un proceso natural, por el que el azúcar que contiene la uva se va transformando lentamente en alcohol. Además el contacto del mosto con el hollejo, en el caso de las uvas tintas, permitirá que el primero tome las sustancias que le proporcionan el color y el aroma.
En Bodegas Viticultores de Barros disponemos de zonas de fermentación con 40 depósitos de acero inoxidables, cuyas capacidades varían desde los veinte mil hasta los cuarenta mil kilos de capacidad, en el caso de uvas tintas y de veinticinco hasta los quinientos mil litros en el caso de los mostos blancos.
Gracias a éste amplio abanico de posibilidades, podemos vinificar de forma individualizada muchas partidas. La fermentación se desarrolla con un control de temperatura que puede oscilar entra 18 a 24 ºC en el caso de los tintos y entre 12 a 16 ºC en caso de los blancos.

Almacenamiento y crianza en barrica.

Una vez realizada la fermentación alcohólica, el vino llevará a cabo de forma natural la segunda fermentación o también llamada fermentación maloláctica. Posteriormente los vinos son almacenados en depósitos de acero inoxidable hasta du envasado. En el caso de nuestro vino VIZANA la crianza comienza en barrica, pudiendo oscilar ésta entre 8 Y 12 meses según la categoría del mismo. Cada cuatro meses de permanencia en las mismas, procedemos a la trasiega por gravedad, tarea consistente en pasar el vino de las barricas que ha ocupado a otras vacías. Mediante ésta importante labor, eliminamos las impurezas precipitadas durante la crianza y oxigenamos el vino.

Clarificación


Antes de su embotellado, procedemos a la clarificación del vino, con el objeto de arrastrar consigo las impurezas que aún tuviera y suavizar los taninos del mismo. Con este proceso conseguimos la estabilidad de nuestro vino.
Una vez finalizado el proceso extraemos el vino del depósito para su inmediato embotellado, dejando las impurezas en el interior del depósito.

Envasado y crianza en botella.

Una vez clarificado el vino, procedemos a la estabilización tartárica, proceso donde nuestros caldos se someten a temperaturas que pueden oscilar de entre -5 a -7 ºC durante un período de dos semanas.
Con esto conseguimos la estabilidad tartárica y evitamos precipitaciones posteriores en la botella.
Una vez terminado este proceso, el vino es filtrado y envasado. Permanecerá así, embotellado en bodega, más o menos tiempo, dependiendo del tipo de vino. Durante éste tiempo el vino se afina en botella, para su posterior disfrute a disposición del consumidor.

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дюшеме http://www.emsien3.com/дюшеме от EMSIEN-3